Para eso están los amigos

Me llama Carlos para, según él, pedirme un favor. Carlos a los amigos no se les hace favores… se está para lo que necesitan aunque “te tengas que comer un marrón”.

Mientras pienso qué hacer para solventar el envite empieza a sonar “Balada para un viejo sombrero” con la inconfundible voz de Jose María Sanz  (Barcelona 1960)  como hilo que une cada una de las cuentas de esa joya en forma de triple album llamada “The Platinum Collection”, en ella aparecen como colaboradores, entre otros, Carlos Segarra y Aurelio Morata, ambos núcleo inicial de Los Rebeldes, Carlos como vocalista y guitarra y Aurelio como bajista.  Aurelio no tarda en abandonar el grupo para buscar nuevos caminos, así forma Aurelio y los Vagabundos junto a Xabier Julia (exIntocable y ex Troglodita). Alcanzan a publicar un primer mini-LP en el “En el Lado Salvaje”  que al no tener mucho éxito hace que cambien su estrategia comercial  llegando a presentarse al Festival de Benidorm, donde aún recuerdan las juergas que se corrieron con José Manuel y sus Seguridad Social (al final ganaron los sevillanos de Circulo Vicioso). Ninguno gana el premio pero si la notoriedad suficiente para continuar adelante. Aurelio logra sacar un LP “Promesas Rotas”,  con la canción que sigue sonando por enésima vez mientras escribo estas líneas,  para poco más tarde deshacer el grupo, montar su propio estudio de grabación  y colaborar con sus amigos de cuando en vez.

Personalmente creo  que  la versión original ha sido superada por la que aparece en el triple del “Loco” (obviamente no es la misma producción), aunque Aurelio aparece dándole su propio “color”,  la personalidad de Loquillo lo llena todo hasta ser él el centro y la música y coros elementos que contribuyen a mejorar el cuadro quedando casi diluidos… (Hay un ¡¡ Oh Sí !! que suena al mismísimo Johnny Cifuentes el de Burning).

En fín que  para eso están los amigos…aunque te tengas que comer un marrón un martes por la tarde.

Pd: ¡¡ Larga vida al R&R!!