Llegar

La expresión “todos los caminos conducen a Roma”, proviene de la época del Imperio donde se construyeron más de 400 vías -unos 70.000 kilómetros- para comunicar la capital, Roma, considerada el centro donde convergía el poder del imperio, con las provincias más alejadas. Ahora se han invertido los términos desde todos los puntos del imperio llegan las sendas a la Destileria,

Estamos en la calle Obispo Osmundo, en la parte alta de la ciudad, al lado del Teatro Bergidum y muy cerca de la plaza del Ayuntamiento.